Publicado el

Verificación periódica de elementos de pesaje

Todo elemento que sirva para pesar, como básculas y balanzas, debe estar perfectamente ajustado. La verificación periódica de instrumentos de pesaje es obligatoria para garantizar la exactitud del pesaje

Cualquiera de nosotros esperará y exigirá que una balanza, una báscula o cualquier instrumento de pesaje sea preciso y fiable. En otras palabras, que dé el peso exacto del elemento pesado ya sea una fruta, una caja de frutas o el camión que las transporta.
Para asegurar la exactitud del pesaje, se protocolizan unas verificaciones periódicas de las máquinas que lo realizan. En éstas se comprueba que dichas máquinas estén perfectamente calibradas conforme a los estándares metrológicos recogidos en la Orden ICT/155/2020, de 7 de febrero y recogida en el BOE a tal efecto

Hay dos grandes fases de control metrológico:

1. fase de evaluación de la conformidad y la de control metrológico de los instrumentos en servicio
2. fase de verificación después de reparación o modificación y/o la verificación periódica

¿Qué es la verificación periódica de instrumentos de pesaje?

Se define como el conjunto periódico de exámenes administrativos, visuales y técnicos que pueden ser realizados en un laboratorio o en el lugar de uso, que tienen por objeto comprobar y confirmar que un instrumento o sistema de medida en servicio mantiene las características metrológicas que le sean de aplicación, en especial en lo que se refiere a los errores máximos permitidos, así como que funcione conforme a su diseño y sea conforme a su regulación específica y, en su caso, al diseño o modelo aprobado.

En el caso de los instrumentos de pesaje como básculas y balanzas industriales o básculas para camiones, serán todos los exámenes, tanto mecánicos como electrónicos, que realizaremos sobre el instrumento de pesaje. El objetivo es el de establecer la desviación cero o el intervalo de error explicitado en la normativa estatal y reflejado en la siguiente tabla.

Salvando las distancias, podríamos comparar estas verificaciones a las inspecciones técnicas de vehículos (ITV) que garantizan el correcto y seguro funcionamiento de los mismos.

Beneficios de la verificación periódica de instrumentos de pesaje

  1. Asegurar que el correcto funcionamiento de todos los equipos de pesaje
  2. Aumentar la confianza de terceros en nuestra calidad certificada
  3. Reducir costes innecesarios por la no disponibilidad de equipos
  4. Eliminar retrasos en operaciones comerciales e industriales
  5. Evitar las sanciones dispuestas por no verificar periódicamente

¿Cuándo hacer la verificación periódica de instrumentos de pesaje?


En España la verificación periódica de instrumentos no automáticos de pesaje debe realizarse cada dos años. Lo ideal es programarlas y calendarizarlas para mantener la autorización continuada del uso de las básculas, balanzas o plataformas que podamos tener en la empresa o en la tienda.

También hay que pasarla cada vez que reparemos o modifiquemos un elemento de pesaje no automático. Una vez realizada la solicitud de verificación después de la reparación o modificación de un instrumento de medida, los organismos autorizados de verificación metrológica dispondrán de un período máximo de un mes para proceder a su verificación.

Bacsa, como fabricante, puede reparar sus equipos en servicio sin necesidad de la posterior verificación

Los instrumentos de medida sometidos a control metrológico estatal, una vez evaluada su conformidad en aplicación de la reglamentación específica que le sea aplicable, deberán incorporar la etiqueta que lo acredita con sus fechas de validez

¿Quién debe pasar la verificación periódica de instrumentos de pesaje?

Cualquier persona física o jurídica que posea un elemento de pesaje y lo utilice comercialmente, está obligada a solicitar la verificación periódica a los dos años de puesta en servicio de la báscula, balanza o plataforma.

La verificación deberán pasarla todos los instrumentos de pesaje no automáticos que se utilicen para establecer la masa de un cuerpo con la finalidad de:

  • Hacer una operación comercial
  • Preparar productos preenvasados listos para su venta con el importe de venta al público predeterminado
  • Pesar personas o animales en un control médico o veterinario
  • Hacer análisis farmacéuticos y la preparación de recetas
  • Calcular un canon basado en el peso del producto
  • Hacer peritajes judiciales

En el caso de que la verificación sea positiva el instrumento seguirá activo y funcionando para el uso requerido. En el caso de que la verificación sea negativa el aparato quedará precintado hasta que se subsanen los errores y la reparación quede acreditada por el organismo encargado de ello.

¿Quién puede realizar la verificación periódica de instrumentos de pesaje?

La verificación la llevará a cabo una empresa certificada a tal efecto. En España, al contrario que en otros países de la CE, ningún fabricante i/o comercializador de elementos de pesaje pude realizar las verificaciones.

Por otro lado, una empresa debidamente inscrita como reparador en el Registro de Control Metrológico podrá realizar las reparaciones o modificaciones que ajustaran debidamente los elementos de pesaje.

En Bacsa disponemos de acreditación ENAC para poder realizar calibraciones en equipos de pesaje automáticos y no automáticos

Nuestro servicio técnico está altamente cualificado y cuenta más de 35 años de experiencia en el sector. También estamos debidamente acreditados lo que nos permite abordar cualquier tipo de reparación de instrumentos de pesaje mecánicos y electrónicos sin intervención de terceras partes